Politica de cookies:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Aceptar  Más información
Durante Agosto la fábrica permanecerá cerrada, por lo que los pedidos recibidos se atenderán a partir de Septiembre. Disculpen las molestias.
EMPRESA
Consejos y cuidados
Los relojes y joyas Joaquín Prior son piezas fabricadas únicamente con materiales nobles, por ello necesitan mantener un cuidado apropiado.
Joyas
Limpieza
Limpie sus joyas pasando un pequeño cepillo de pelo suave y agua tibia con jabón. Enjuague y séquelas con delicadeza. Una limpieza regular da brillo a las piedras.
Si su joya continúa estando opaca y las piedras no recobran brillo, háganosla llegar al taller de Joaquín Prior.
Conservación
Póngase las lociones, cosméticos, laca y perfume antes de ponerse una joya.
Al quitarse las joyas, frote cada pieza con un paño suave para eliminar grasas y transpiración.
No lleve nunca joyas durante ejercicios físicos, tareas domésticas o jardinería.
No exponga nunca joyas a productos de limpieza doméstica.
No exponga nunca joyas al cloro de las piscinas.
Guarde las joyas en el estuche original.
Transporte o viajes
Para los viajes aconsejamos envolverlas por separado en una tela suave para evitar rasguños. Disponemos de fundas de viaje Joaquín Prior.
Los colgantes, collares y pulseras deben colocarse en posición plana, para evitar que se deformen los eslabones.
Aconsejamos cerrar las cadenas para impedir que se formen nudos.
Si desea viajar o transportar una joya Joaquín Prior, debe protegerla e ir bien envuelta, preferentemente en su estuche original o en una funda de viaje Joaquín Prior.
Golpes
Los golpes dañaran sus joyas
Si levanta o transporta objetos pesados, evite apoyarlos contra su joya puesto que podrían rayarla o estropearla.
Para disminuir el riesgo de rasguños y eventuales golpes, procure no lucir varios adornos en la misma muñeca o dedo.
También evite actividades de riesgo, tal como los deportes intensos que pudieran dañar la joya.
Si desea que sus joyas recobren su brillo original, háganoslas llegar al taller de Joaquín Prior.
¿Su anillo le aprieta o le va demasiado grande? Háganoslo llegar al taller de Joaquín Prior para que el joyero lo ajuste, siempre y cuando el modelo lo permita.
Reloj
Nuestros relojes son instrumentos de precisión constituidos por cientos de piezas diminutas y engranajes sensibles, el mantenimiento preventivo y frecuente te ayudará a contrarrestar el desgaste natural de las piezas y la alteración de los aceites.
Limpieza
Conviene secar la humedad y restos de la transpiración natural de la piel con una gamuza o trapo de tela suave siempre que te quites el reloj. La pulsera de metal puedes limpiarla cuando sea necesario con un cepillo pequeño y suave ligeramente humedecido con agua y jabón y a continuación enjuagar con agua, para una limpieza más cotidiana, usar únicamente con un trapo húmedo.
Acuérdate de secarlo siempre con un trapo suave.
Importante: No poner nunca a secar el reloj al sol, encima de un radiador, frente a una salida de aire frio o caliente, o con un secador de pelo.
Conservación
Cuando no vayas a ponerse el reloj, guárdalo en su estuche original, es donde mejor va a estar protegido. También recomendado para viajes y traslados.
Si no vas a utilizar tu reloj durante un tiempo, retira la pila gastada para evitar dañarlo con los líquidos que pueden desprender las pilas.
Pulseras de piel
Recomendamos cambiar la pulsera cada 6 ó 12 meses, en función de las circunstancias y temporadas de uso.
Con el fin de preservar la mejor calidad de la piel aconsejamos prestar atención a los siguientes puntos:
El contacto con el agua o la exposición a una fuerte humedad pueden deformar y desteñir el material.
Una prolongada exposición a pleno sol puede tener un efecto nefasto sobre el color y la calidad de la piel.
Los cosméticos y sustancias aceitosas pueden ensuciar la piel, ya que es un material permeable.
Golpes
Los golpes son críticos para tu reloj.
En casos de efectuar trabajos de transporte de objetos pesados, evite apoyarlos contra el reloj, para evitar daños.
Aconsejamos no lucir reloj y joyas en la misma muñeca, dado el contacto entre ellos puede provocar arañazos indeseados.
Evita siempre que puedas realizar actividades de riesgo con el reloj puesto.
Intenta quitarte el reloj siempre que vayas a estar en temperaturas extremas (saunas), pueden secar los lubricantes del movimiento.
Los campos magnéticos pueden alterar el funcionamiento y precisión del reloj e incluso detenerlo, por ello, evita acercar tu reloj a un objeto que irradie ondas magnéticas (imanes, sistemas de cierre manual de bolsas, televisores, altavoces).
Ante cualquier duda tráiganos el reloj para someterlo a un control.
Bajo el agua
Excepto algunos modelos, los relojes Joaquín Prior son diseñados y fabricados para garantizar una estanqueidad de 30 metros como mínimo.
Ningún botón, corona o función se deben accionar cuando el reloj esté sumergido en el agua.
Si debajo del cristal nota una condensación persistente, haga controlar su reloj.
Los relojes no sumergibles son resistentes al polvo y la humedad ambiente, pero no deben ponerse en contacto con líquidos o ser sometidos a una fuerte humedad ambiente (baño de vapor).
El mecanismo del reloj podrá verse alterada si se expone a temperaturas extremas o a cambios bruscos (sauna), o si entra en contacto con productos cosméticos, de limpieza o con el sudor.
Por ello, Joaquín Prior aconseja un control regular cada 3 años.
Se debe tener especial cuidado siempre al estar en condiciones de:
Mucho polvo
Alta humedad Ambiental
Salpicaduras
Lluvia
Exposición Prolongada en el agua (baño o ducha)
Inmersión
Asegúrese de que la corona esté en posición de marcha (hundida) ya que, tras un reglaje, puede quedar hacia afuera. Si el reloj aún no funciona como corresponde, háganoslo llegar al taller de Joaquín Prior.
La vida útil de la pila de un reloj es de entre 2 y 4 años.
Si su reloj avanza o retrasa, tráigalo para su control.